¿ QUE ES ?

La energía solar fotovoltáica es una fuente de energía que produce electricidad de origen renovable, obtenida directamente a partir de la radiación solar mediante un dispositivo semiconductor denominado célula fotovoltáica, o bien mediante una deposición de metales sobre un sustrato denominada célula solar de película fina.

Este tipo de energía se usa principalmente para producir electricidad a gran escala a través de redes de distribución, aunque también permite alimentar innumerables aplicaciones y aparatos autónomos, así como abastecer refugios de montaña o viviendas aisladas de la red eléctrica. Debido a la creciente demanda de energías renovables, la fabricación de células solares e instalaciones fotovoltaicas ha avanzado considerablemente en los últimos años. Comenzaron a producirse en masa a partir del año 2000, cuando medioambientalistas alemanes y la organización Eurosolar obtuvo financiación para la creación de diez millones de tejados solares.

La energía fotovoltaica no emite ningún tipo de polución durante su funcionamiento, contribuyendo a evitar la emisión de gases de efecto invernadero. Su principal desventaja consiste en que su producción depende de la radiación solar, por lo que si la célula no se encuentra alineada perpendicularmente al Sol se pierde entre un 10-25 % de la energía incidente. Debido a ello, en las plantas de conexión a red se ha popularizado el uso de seguidores solares para maximizar la producción de energía. La producción se ve afectada asimismo por las condiciones meteorológicas adversas, como la falta de sol, nubes o la suciedad que se deposita sobre los paneles. Esto implica que para garantizar el suministro eléctrico es necesario complementar esta energía con otras fuentes de energía gestionables como las centrales basadas en la quema de combustibles fósiles, la energía hidroeléctrica o la energía nuclear.

¿ PARA QUE SE USA ?

Este tipo de energía se usa principalmente para producir electricidad a gran escala a través de redes de distribución, aunque también permite alimentar innumerables aplicaciones y aparatos autónomos, así como abastecer refugios de montaña o viviendas aisladas de la red eléctrica. Debido a la creciente demanda de energías renovables, la fabricación de células solares e instalaciones fotovoltaicas ha avanzado considerablemente en los últimos años. Comenzaron a producirse en masa a partir del año 2000, cuando medioambientalistas alemanes y la organización Eurosolar obtuvo financiación para la creación de diez millones de tejados solares.

 

BATERÍAS ESTACIONARIAS MOURA DE USO SOLAR

Representante Oficial

LUMINARIAS A ENERGIA SOLAR

KITS SISTEMAS SOLARES AUTÓNOMOS

Los kits solares están formados por varios elementos capaces de generar y almacenar electricidad limpia y renovable, tanto para uso industrial como para residencial.

El elemento principal del kit solar son los paneles solares fotovoltaicos, capaces de convertir la irradiación solar en electricidad. También necesitaremos otros elementos como reguladores, baterías e inversores que nos ayudarán a tener una instalación lo más parecida a una vivienda habitual. Al conjunto de todos estos equipos se les denomina kits solares.

Los kits solares se dimensionan según las necesidades o requerimientos de cada particular. Por ejemplo, en el caso residencial la elección del Kit solar se hará en base a:

  • Número de puntos de consumo que se tengan (luces, radio, TV, heladeras, otros electrodomésticos).
  • Horas de utilización de cada aparato.
  • Consumo que tenga cada aparato.

ELECTRIFICADORES SOLARES PARA ALAMBRADOS 40 km

BATERIA INCORPORADA

HELADERAS A 12V/220 Y GAS (TRIALES)

Consultar

IONIZADOR SOLAR DE PISCINA

Ahorre Cloro, Clarificantes y Alguisidas, y deje su piscina mas confortable